¿Por qué Honduras?

Honduras es uno de los países más vulnerables de América latina, azotado por tormentas y huracanes. El 80% de la población vive con menos de dos dólares al día y esta pobreza es claramente visible en los barrios que rodean a sus ciudades.

Tegucigalpa sirve de muestra como una de las ciudades más caóticas del continente. Desde la pista de su aeropuerto ya se observan multitud de pequeños barrios que cuelgan de las montañas que rodean la ciudad.

Enjambres de pequeños habitáculos de chapa y madera, en muchos casos sin agua ni luz, vulnerables a las tormentas.

Niños y ancianos son los más expuestos a la pobreza en Honduras. Uno de cada tres jóvenes hondureños es analfabeto, unido en muchos casos a una deficiente alimentación.

Acudir cada día a la escuela es a veces un sueño inalcanzable. Las familias no pueden pagar los 40 euros de matrícula, con una natalidad de cinco hijos y familias desestructuradas.

El resultado es que cada año 400.000 niños se quedan fuera de las aulas, presas del trabajo infantil. Por ello, facilitar una educación a los niños es primordial para ACOES.

Gracias a los proyectos de la organización, más de 8.000 niños de zonas desfavorecidas tienen un plato de comida encima de la mesa y pueden acceder a una educación que les permitirá construir una vida digna para sus familias.

La sanidad es otro de los objetivos de ACOES en un país en el que uno de cada tres hondureños no puede pagarse la atención sanitaria, generalmente de pago.

La situación del país

Demografía

Honduras tiene una superficie de 112.090 km2 y una población que ya casi alcanza los 7 millones de habitantes. Fronterizo con Nicaragua, Guatemala y El Salvador. La población es joven, con un 39.8 % de menores de 15 años. Tiene una tasa de natalidad que se sitúa entre las más altas del mundo: 4 hijos por mujer en la zona urbana y 7 en la zona rural.

Honduras se puede describir como un pequeño cinturón que aprieta Centroamérica entre el Caribe y el Pacífico, con Guatemala al norte, Nicaragua al sur y El Salvador al Oeste.  Pese a su clima cálido, más de la mitad del territorio es montañoso, con cordilleras que acompañan la frontera norte con Guatemala.

Tegucigalpa (capital) y San Pedro Sula son los dos núcleos urbanos más importantes del país. Estas dos ciudades han atraído a gran número de campesinos debido al paro en las zonas rurales.

Situación Económica

La economía de Honduras es de supervivencia. Pero se trata de un país con muchos recursos turísticos sin explotar y con riquezas agrícolas/mineras.

El principal recurso del país (el banano) está en manos de compañías extranjeras y en las áreas rurales la mayor parte de los campesinos viven de su pequeña producción o trabajan para latifundistas con salarios bajos. Muchos deben emigrar a la ciudad, sobre todo después de que los huracanes arruinasen su campo, encontrando en su mayor parte una pobreza similar y levantando pequeñas casas de chapa y madera en los barrios del extrarradio como Nueva Capital, donde se encuentra la escuela de Santa Teresa.

Situación Social

Las enfermedades más comunes son: infecciones respiratorias, intestinales, malaria, sífilis, tuberculosis, hepatitis infecciosas, sarampión, dengue y tifus. El SIDA a su vez crece de forma alarmante.

La desnutrición infantil alcanza altas cotas.

El acceso a los sistemas de salud sigue siendo deficitario para el general de la población hondureña: 46.6%, las comunidades rurales carecen de Centro de Salud, o de brigadas médicas. Por ello la población utiliza como curas plantas medicinales como la linaza, el jengibre, la mostaza, la raíz de guaco, el ipazote, el palo de golpe, la quina, la ruda, la hierbabuena etc.

Datos económicos de interés

  • 7 de cada diez personas, en la pobreza. 4 de ellas en extrema pobreza.
  • Es el segundo país más pobre de Centroamérica.
  • Actualmente, el 50% por ciento de la población activa (PEA) de Honduras no tiene empleo, cuando PEA está compuesta por sólo 2,9 millones de personas, el 37% de la población.
  • Alto porcentaje de economía sumergida.
  • Las pensiones reservadas para los trabajadores de la Administración y para aquellos profesionales colegiados que a lo largo de su carrera han pagado planes provisionales.
  • Un maestro jubilado cobra unos 120 euros al mes, una cantidad similar a la de un abogado y la mitad del salario mínimo profesional. Y un periodista, apenas 75. De modo que el bienestar de los mayores corre a cuenta de esos hijos que no logran encontrar un puesto estable.
  • Con una tasa del 33% en las ciudades y del 23% en las zonas rurales, Honduras es el país con los índices de empleo femenino más bajos de todo Centroamérica. Según datos ofrecidos por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el salario medio de las hondureñas, “en igualdad de condiciones, capacidad y experiencia profesional”, es un 34% menor que el de los hombres. El último informe del organismo internacional apunta que, actualmente, las diferencias de género en Honduras se reflejan en la participación política, el poder de decisión y las oportunidades económicas.
  • El 20% de la población controla el 80% de los ingresos.

Educación

Honduras mantiene una de las posiciones mas bajas de escolaridad en relación con el resto de naciones de Centroamérica.

El índice de analfabetismo supera el 50%

En un estudio realizado en la Universidad Nacional de Honduras, de 1.000 alumnos matriculados, solamente 42 se graduaron en los primeros 9 años, el resto no terminó o tardó más de 10 años en graduarse.

El 33% de los jóvenes hondureños son analfabetos, por lo que carecen de los recursos educativos necesarios para incorporarse adecuadamente al mercado laboral. Según un estudio de CEPAL (Comisión Económica para Latinoamérica y el Caribe), estos jóvenes tienen unas probabilidades muy altas de caer en la pobreza.

Las escuelas públicas del país exigen al alumno la aportación del material escolar, los libros, el uniforme, los zapatos… toda una serie de gastos que las famitas mas pobres no pueden permitirse. Muchas escuelas se ven obligadas a excluir a los niños por no llevar un determinado material.

En 2008, ninguna escuela pública alcanzó el aprobado en Lengua Española y Matemáticas según fuentes del Ministerio de Educación hondureño.

Niños de la calle enganchados al pegamento: en Honduras son ya más de 5.000, de los cuales 1.500 viven en la capital, Tegucigalpa. Y las cifras van en aumento.

Violencia y abandono familiar

  • Más de 300.000 hogares están a cargo de mujeres abandonadas por sus parejas.
  • Cada año, unas 200 hondureñas son asesinadas a manos de sus maridos o compañeros.
  • Según Amnistía Internacional, cada año más de 10.000 mujeres hondureñas denuncian que son vÍctimas de la violencia de genéro. Aunque la realidad es muchísimo más cruel, ya que la inmensa mayoría de las afectadas vive su dolor en el silencio.
Amx8HLiwZA4MHNShCLwMfPstCrIYyYEqRz3CNenEEYuf