Usted está aquí Quiénes somos Cómo empezamos

Cómo empezamos

E-mail Imprimir PDF

 El origen de ACOES se remonta a la llegada del padre Patricio Larrosa a Tegucigalpa, Honduras en 1992. Desde su llegada, la necesidad de dar respuesta a todas las necesidades de sus vecinos llevó al padre Patricio a contactar con su amplia red de amigos que desde España comenzaron a respaldarle en sus proyectos. Puso en marcha una primera biblioteca en la que un grupo de niños formaron la primera semilla de ACOES.

 El Padre Patricio les demostró que no importaba lo pobre que fueran, si su deseo era ayudar a los demás, podrían hacerlo.


 La ilusión que demostraron y el apoyo que encontraron en el padre Patricio le permitió formarse a nivel personal y académico, y con su trabajo de apoyo a los demás crearon un puente entre Honduras y España.

 En la actualidad son más de 100 jóvenes hondureños los que colaboran de forma activa en los distintos proyectos, con su compromiso de servicio a los más desfavorecidos.

 Así, nacieron las escuelas Santa Clara y Santa Teresa, ubicadas en las colonias marginales de Tegucigalpa y en las que estudian más de 1500 escolares en cada una de ellas, además de 8 guarderías infantiles y casas de estudios para jóvenes de comunidades indígenas para que los jóvenes que lo deseen puedan completar su formación.

 Aparte de estos proyectos centrados en la educación también se han acometido otros relacionados con la construcción de viviendas, la mejora de infraestructuras y la sanidad.